Vomitando Realidades

Para quién no me conozca, soy esa chica que adora ponerse los audífonos y subirle el volumen a la música hasta que sus pensamientos desaparezcan, esa que cada noche se le hace eterna cuando no quiere dormir, pienso que cada vez que llueve cuando estoy triste el mundo intenta decirme que me comprende. Vivo en mi mundo donde hay más libros que personas, estoy en un continuo cambio, me aburre estar siempre en la misma rutina. Me gusta escuchar historias, y hablo poco de las mías…

No tengo idea de quién soy y a dónde voy. Todo en mi vida va cambiando de lugar al igual que mis sentimientos. Este es el único lugar donde puedo ser completamente libre (por así decirlo), por ello nunca lo dejaré ni lo olvidaré.
En la imagen estan mis links personales <3
posted: 1 year ago
posted: 1 year ago
posted: 1 year ago
posted: 1 year ago

No sé, no sé, no sé.

A veces siento que tu problema fue llegar  a mi vida y el mío ser enamoradiza. LO TENIAMOS TODO y a la vez nunca tuvimos nada.

Creo que nunca había querido tanto a alguien, y es triste ver todo lo que vivimos y que ahora todo sea una completa basura. Te extraño, bueno, extraño como éramos.

Y es por eso que no me gusta encariñarme con la gente, siempre terminan lejos de tu vida.

Nunca olvidare el día que te conocí, ninguno de nuestros días lo voy a poder olvidar para ser sincera. Fuiste mi segunda ilusión.

Claro escribir acerca de ti es complicado, sé que puede que vayas a leer esto, y sabrás que esto es para ti. Aunque puede que como siempre termine en una de esas noches llamándote y diciéndote TODO. Y si llegas a leer esto, y si te das cuenta que es para ti, pues… No sé.

Creo que siempre he sido directa con mis sentimientos, y siempre digo lo que tengo que decir (a veces hasta más) es innecesario seguir diciendo lo que siento, YA LO SABES.

¿Y sabes qué? A parte de que lo escuchaste de mi boca, te lo demostré y aún lo hago. ¡Y NO LO MERECES QUE ES LO PEOR!

Sabes que no, si fuera así no estaríamos como estamos. Pero, fue lindo mientras duro. Y creo que lo mejor de todo fue alejarnos, a pesar de que no éramos nada.

Siempre te voy a querer, pase lo que pase y lo sabes. 

(Source: http)

¿POR QUÉ LAS MUJERES VAMOS JUNTAS AL BAÑO?

  De chiquita tu mamá te llevaba al baño, te enseñaba a limpiar la tabla del inodoro con papel higiénico y luego ponía tiras de papel cuidadosamente en el perímetro de la taza. Finalmente te instruía: ‘Nunca, nunca te sientes en un baño público’ Y luego te mostraba ‘la posición’ que consiste en balancearte sobre el inodoro en una posición de sentarse sin que tu cuerpo haga contacto con la taza.   ‘La Posición’ es una de las primeras lecciones de vida de una niña, súper importante y necesaria, nos ha de acompañar durante el resto de nuestras vidas. Pero aún hoy en nuestros años adultos, ‘la posición’ es dolorosamente difícil de mantener cuando tu vejiga está a punto de reventar. Cuando TENÉS que ir a un baño público, te encontrás con una cola de mujeres que te hace pensar que dentro está Brad Pitt. Así que te resignas a esperar, sonriendo amablemente a las demás mujeres que también están discretamente cruzando piernas y brazos en la posición oficial de ‘me estoy meando’. Finalmente te toca a vos, si no llega la típica mamá con ‘la nenita que no se puede aguantar más’.    Entonces verificas cada cubículo por debajo para ver si no hay piernas.  Todos están ocupados. Finalmente uno se abre y te lanzas casi tirando a la persona que va saliendo.  Entras y te das cuenta de que el picaporte no funciona (nunca funciona); no importa… Colgás el bolso del gancho que hay en la puerta, y si no hay gancho (nunca hay gancho), inspeccionás la zona, el suelo esta lleno de líquidos indefinidos y no te atrevés a dejarlo ahí, así que te lo colgás del cuello mientras miras como se balancea debajo tuyo, sin contar que te desnuca la correa, porque el bolso está lleno de pelotudeces que fuiste metiendo dentro, la mayoría de las cuales no usás, pero que las tenés por si acaso…   Pero volviendo a la puerta… Como no tenía picaporte, la única opción es sostenerla con una mano, mientras que con la otra de un tirón te bajas la bombacha y te pones en ‘la posición’… Alivio…… AAhhhhhh….por fin…  Ahí es cuando tus muslos empiezan a temblar….  Por que estás suspendida en el aire, con las piernas flexionadas, los calzones cortándote la circulación de los muslos, el brazo extendido haciendo fuerza contra la puerta y un bolso de 5 Kg. Colgando de tu cuello. Te encantaría sentarte, pero no tuviste tiempo de limpiar la taza. ni la cubriste con papel, interiormente crees que no pasaría nada pero la voz de tu madre retumba en tu cabeza ‘jamás te sientes en un inodoro público!!’, así que te quedas en ‘la posición’ con el tembleque de piernas…    Y por un fallo de cálculo en las distancias una salpicada finíiiiiisima del chorro te salpica en tu propio trase y te moja hasta las medias!!!   Con suerte no te mojas tus propios zapatos, y es que adoptar ‘la posición’ requiere una gran concentración.   Para alejar de tu mente esa desgracia, buscas el rollo de papel higiénico peroooo, la puuuuuuuu…!   El rollo esta vacío…! (siempre) Entonces suplicas al cielo que entre los 5 kilos de cachivaches que llevas en el bolso haya un miserable kleenex, pero para buscar en tu bolso tenés que soltar la puerta, dudas un momento, pero no hay más remedio…   Y en cuanto la soltás, alguien la empuja y vos tenés que frenar con un movimiento rápido y brusco, mientras gritas OCUPAAADOOOO!!! ahí das por hecho que todas las que esperan en el exterior escucharon tu mensaje y ya podes soltar la puerta sin miedo, nadie intentará abrirla de nuevo (en eso las mujeres nos respetamos mucho) y te pones a buscar tu kleenex sin agobios, te gustaría usar todos pero sabes lo valiosos que son en casos similares y te guardas uno por si acaso.   Ahí ya vas contando los segundos que te quedan para salir de ahí, transpirando porque llevas el abrigo puesto ya que no hay perchero, y es increible el calor que hace en esos sitios tan pequeños y en esa posición de fuerza en la que seguis, con los gemelos a punto de estallar.  Sin contar el garron del portazo, el desnuque con la correa del bolso, el sudor que corre por tu frente, la salpicada del chorro en las piernas…  El recuerdo de tu mamá que estaría avergonzadísima si te viera así; porque su trasero nunca tocó el asiento de un baño público, porque francamente, ‘vos no sabes qué enfermedades podrías agarrarte ahí’…estás exhausta, cuando te paras ya no sentis las piernas, te acomodas la ropa rápidisimo y tiras la cadena ¡sobretodo!.    Entonces vas al lavamanos.   Todo esta lleno de agua así que no podes soltar el bolso ni un segundo, te lo colgás al hombro, no sabes cómo funciona la canilla con los sensores automáticos, así que tocas hasta que sale un chorrito de agua fresca, y conseguis jabón, te lavas en una posición de jorobado de Notredame para que no se resbale el bolso y quede abajo del chorro…   El secador ni lo usas, es un trasto inútil así que terminas secándote las manos en tus pantalones, por que no pensás gastar tu kleenex para eso y salís…   Tendrás suerte si no se te pego un pedazo de papel higiénico al zapato y lo vas arrastrando, o peor, con la falda arremangada enganchada por las medias que te subiste a la velocidad de la luz y mostrando todo el trasero!   En este momento ves a tu chico que entro y salio del baño de hombres y encima le quedo tiempo de sobra para leer un libro de Borges mientras te esperaba.   ‘¿Por qué tardaste tanto?’ te pregunta el idiota.     ‘Había mucha cola’ te limitás a decir.     Y esta es la razón por la que las mujeres vamos en grupo al baño, por solidaridad, ya que una te aguanta el bolso y el abrigo, la otra te sujeta la puerta, otra te pasa el kleenex por debajo de la puerta y así es mucho más sencillo y rápido ya que una solo tiene que concentrarse en mantener ‘la posición’ y la dignidad. 

(Source: must-we-go-there)

posted: 1 year ago

Nota Mental.

El tiempo nunca define algo, siempre lo hace la calidad. Y ahorita que pienso todo, estoy mucho mejor sin ciertas amistades, claro que me duele todo lo que ha pasado en estos ocho meses pero muy en el fondo me siento totalmente aliviada.

Me di cuenta que llamaba “amigos” a gente que no se lo merecía, que solo estaba ahí en los momentos divertidos y en los duros se desaparecían, gente con la que no podía ser yo misma y ahorita que hice todo esto algo totalmente nuevo, he descubierto cosas de mí que no sabía.

Y repito que me duele muchísimo cosas que desearía nunca hubieran pasado porque en esas cosas también aprendí mucho. Y duele desprenderse de una parte de tu pasado, aunque a veces es hasta mejor para nosotros mismos, pero somos tercos y no le abrimos las puertas a nuevas oportunidades. 

(Source: http)

Sentimiento asfskfs.

¿Cómo se empieza a escribir algo de amor? Que rayos.

Nunca en mi vida me había sentido así, es la primera vez que no me funciona la negación. ¿Por qué siempre pude negar mis sentimientos y ahora se me hace imposible?, que extraño y lindo es; a veces tan lindo que dan nauseas.

No soy de preocuparme por la manera en la que me visto, o sea, no me importa si a otros les gusta como estoy vestida o no, pero ahora es como si mi vida dependiera de estar bien presentada solo para escuchar de su boca un: “Que linda estas hoy”.

No quería aceptarlo, hasta ahora. Pero también debo admitir que amo ese sentimiento, verlo y que me brillen los ojos, abrazarlo y que su aroma quede en mi ropa, ¡ES TAN EXTRAÑO!

Llegar a un lugar y andar pendiente para ver si llega o no llega, ver todo lo que escribe en sus redes sociales, emocionarme cuando me escribe, sentir la necesidad de quererle hablar, analizarlo completamente, escucharlo hablar, escuchar sus chistes malos, buscar la manera de estar a su lado, ponerme roja cada vez que le veo, que me suden las manos y quede sin palabras, desesperarme por no saber qué piensa de mí, imaginarme largas conversaciones que por los momentos pasaran solo en mi mente.

Y es que lo veo perfecto, y es que tiene cosas que nunca pensé que una persona tendría, me desespera la espera, quisiera hacer algo y saber que va a pasar, si es o no es, no sé es que la única palabra que tengo para describir todo esto es “sjfasfojsvsovshavsajfsfjcsa”, ¿Me explique?

Vulnerabilidad, ven a mí ya.  

(Source: http)

Nota Mental.

Nunca dejes ir algo que amas. 

(Source: http)

Disculpa.

Disculpa que nunca estuve para decirte lo talentoso que eras, disculpa todas las peleas que sin darme cuenta eran mi culpa.

Quizás si te hubiese apoyado aún seguirías haciendo eso que tanto te gustaba, pero tranquilo, ahora sé cómo te sientes.

Sé que no voy a lograr nada con esto, y también sé que nunca lo vas a leer. Pero me gustaría tanto que supieras que mi intención no era herirte, muchas cosas que dije no eran ciertas, que raro Adriana y su estúpido bloqueo mental.

Me duele en el alma saber que le arruine algo a alguien, y más que ese alguien es una persona que amo profundamente.

Admiraba mucho escucharte en un freestyle, cuando no estabas leía tus canciones y hasta llegue a sentir envidia de no poder escribir como tú lo hacías, siempre presumía de quien eras, siempre has sido mi orgullo.

Discúlpame de todo corazón, eso es lo único que puedo decir ahora… 

(Source: http)

“Mejores amigas por siempre”… ¡JA!

Mientras vas creciendo te vas dando cuenta de que nadie es tu amigo…

Solía tener dos buenas amigas a las que acudía en mis peores momentos y ya no están. Y ahora es cuando me siento más sola que nunca, es horrible querer ir corriendo a abrazar a alguien y decirle “Me paso esto, ayúdame” y querer que esa persona esté para darte una mano y luego darte cuenta de que estas solo y que eso no pasara.

Ahorita estoy en mi mejor momento de tragarme TODO y explotar con cualquier persona, cosa que es realmente escalofriante ya que no sabes si esa persona te va a traicionar.

Es tan triste escuchar “Jeremías 17” y sentirte identificado, sentir ese infinito desprecio hacia esos traidores.

“Mejores amigas por siempre”… ¡JA!

“Adriana, comienza a depender de tus comentarios, date cuenta que naciste sola y que sola vas a morir”. 

(Source: http)

Metí la pata.

Y ahora me doy cuenta de lo tonta que soy…

Cuando te dicen que no pierdas algo por tu orgullo, hagan caso. O terminaran posiblemente como yo…

Si hubiese sabido que las cosas no iban a ser iguales, créanme que no sería ni la cuarta parte de lo que soy ahora. Solamente me quedan recuerdos, las conversaciones, los lindos momentos, peleas, risas. A veces creemos que las cosas son eternas y solo basta con perderlas para darnos cuenta de lo tontos que podemos ser a veces. Y si tuviera una oportunidad para arreglar lo dañado, sería tan feliz, pero no siempre estarán esas segundas oportunidades, y eso es algo que aprendí a los golpes.

“El que toma consejo, llega a viejo”.

Pude haberme evitado tantas cosas pero preferí aprender sola y cuando me dijeron “Deja tu orgullo” decidí que manejara mis emociones, ahora me arrepiento.

Lo siento…

(Source: vomitandorealidades)

"Aferrarme" he ahí mi gran problema.

Mi problema es aferrarme a las cosas del pasado, a las personas. Y es una locura.

Admito que por mis miedos he cometido muchos errores, porque no se controlar mis emociones, no sé dar cariño, no sé expresarme adecuadamente. Y esta es la única forma que tengo para desahogarme e intentar comprender que pasa en mi mente.

La escritura se ha vuelto mi amiga en los últimos cinco años. Porque a veces me siento tan sola que ella es la única que esta para escucharme pacientemente, sin juzgarme. Puede que parezca extraño, lo sé, pero uno se acostumbra a ciertas cosas…

¿Cuándo fue el día en que decir la palabra “amigos” se convirtió en una mala palabra para mí? En verdad no lo entiendo. Y todo cada día se vuelve más terrible en mi vida.

Aprendí a bloquear los sentimientos para que luego las cosas no me afectaran tanto. Y si, aún me duelen ciertas cosas que me cuesta quitar de mi mente.

“Amigas por siempre” por ejemplo, aunque siempre he sabido que esas cosas no son en verdad, esta vez me dolió como nunca. Y aún estoy aferrada a esas amistades, porque soy así.

Cualquiera que me esté leyendo pensara que tengo problemas existenciales y hoy he comprobado que tal vez sea así o quizás solo este exagerando. Todos tenemos esos días en los que nos sentimos completamente solos y en esos días solamente piensas en tu pasado y dices ¿Por qué rayos las cosas son diferentes ahora? Y yo estoy en esos días. 

(Source: http)

Querida Adriana del pasado.

Te escribo esta carta, a ti, a la Adriana que ya no existe.

¿Recuerdas esos momentos en los que te encerrabas en tu cuarto a escuchar música a todo volumen? parecía que nada más te importaba, solo subirle al reproductor hasta no poder escuchar nada… solo la música. Me acuerdo una vez que estabas en segundo grado, hacías vestidos para las barbies con tu nana y te sentaste por error encima de una jarra de café hirviendo, tuviste una quemadura de segundo grado y desde ese día no te la llevas muy bien con el café, a pesar de que lo amas, también te diste cuenta de lo mucho que amabas el diseño. O cuando estabas en preescolar y te golpeaste con una barra filosa, te hicieron tres puntos en la ceja y ese día no parabas de llorar pensando que tu padre jamás te iba a querer con un parche en el ojo. O la vez que robaron la tienda de tu tío y te pusieron una pistola en la cabeza, solo recuerdas que le tomaste la mano a tu nana y cerraste los ojos deseando que todo eso fuera mentira. Y tantas cosas en las que te metiste, tantos problemas, pero nada nunca te detenía porque siempre fuiste hiperactiva y muy alegre, siempre con tus sueños primero… y de un día a otro fuiste cambiando.

Da nostalgia ver esas fotos viejas y darte cuenta que en tus ojos solo había vida y de pronto ver las nuevas y ver pura preocupación…

A pesar de que nos cortábamos, caíamos, ect. Eso no nos detenía a seguir jugando. Y ahora cualquier cosa nos puede detener.

(Source: http)

Nota mental.

Debo aprender a cerrar mi boca…

(Source: vomitandorealidades)